miércoles, 29 de abril de 2015

MÁS HOGARES SIN NIÑOS



España envejece mientras sigue disminuyendo la tasa de natalidad a pasos agigantados y lo hacemos en soledad entre cuatro paredes. El INE acaba de editar su radiografía sobre los hogares españoles y que suele marcar tendencias en el comercio de productos agrícolas y de todo tipo. 
La España que empieza a salir de la crisis envejece mientras sigue disminuyendo la tasa de natalidad. El fenómeno de los hogares unipersonales se dispara y representan ya uno de cada cuatro pese a ser apenas 10% de la población. Los jóvenes muestran claras dificultades para emanciparse hasta los treinta y tantos y nuestros mayores asumen una soledad impuesta. Si observáramos estos datos con lupa, saltan todas las alarmas ante el panorama desolador que ofrecen las zonas agrícolas y rurales por su despoblación y falta de relevo.
El número de hogares en España sigue aumentando y alcanza los 18.303.100 como valor medio de 2014, lo que supone un 0,5% más que en el año anterior (85.800 más). Sin embargo, este incremento se produce a pesar de la disminución de la población residente en viviendas familiares, que ha descendido un 0,4% por la reducción del número de personas que viven en cada hogar.
En cuanto al tamaño, los hogares más frecuentes siguen siendo los formados por dos personas (30,6% del total). Le siguen los unipersonales (24,8%), aunque la población incluida en estos sólo supone el 10% del total. Por su parte, los hogares de cinco o más personas constituyen el 5,9% del total. Su tamaño medio es de 5,4 personas y concentran al 12,5% de la población (en 2013 el 12,8%).
Los hogares más pequeños, de una o dos personas, continúan creciendo en número. El mayor incremento se da en los hogares de una persona. Así, el número de personas que viven solas asciende a 4.535.100 como valor medio de 2014, con un incremento del 2,8% respecto a 2013. En relación al total de hogares, los unipersonales suponen ya el 24,8%, frente al 24,2% de 2013.
El tamaño medio del hogar se ha reducido, pasando de 2,53 personas por hogar en 2013 a 2,51 en 2014. Por su parte, los hogares de tres, cuatro y cinco o más personas decrecen en número. Los de tres personas son los que menos descienden (un 0,4%), mientras que los de cinco o más miembros registran el mayor descenso, del 3,1%.
El número de hogares formados en torno a parejas, de derecho o de hecho, es el más numeroso. En 2014 hay 10,3 millones formados exclusivamente por parejas con o sin hijos.
Atendiendo al número de hijos que viven con la pareja, en España hay 3,98 millones de hogares formados por parejas sin hijos, 2,95 millones de parejas con un hijo y 2,79 millones de parejas con dos hijos. Con respecto a 2013 el número de hogares de parejas sin hijos se ha incrementado un 0,9% y el de parejas con hijos ha disminuido un 0,5% (en particular, el de parejas con un solo hijo se ha reducido un 1,2%).
Por su parte, el número de parejas que viven con tres o más hijos ha crecido un 1,4% y se ha situado en 594.900, lo que representa el 3,3% del total de hogares.
Si se consideran otros tipos de hogar en los que además de la pareja figuran otros miembros, se alcanzan 10,9 millones de hogares en los que reside una pareja.  sumando los hogares con más de una pareja se llega a un total de 11,4 millones de parejas.
Las parejas casadas suponen el 85,9% del total y las parejas de hecho el 14,1% (en un 70,7% de ellas ambos miembros están solteros). Respecto a 2013, el número de parejas de hecho aumenta un 2,3%, mientras que el de parejas casadas baja un 0,9%.
En España hay 4.535.100 hogares unipersonales, es decir, formados por una única persona. De esta cifra, 1.853.700 (un 40,9%) corresponden a personas de 65 o más años que viven solas. Y, de ellas, un 72,2% están formados por mujeres (1.337.700 hogares). En cuanto a las personas menores de 65 años que viven solas, la mayoría son hombres (1.606.600, el 59,9%). Las mujeres menores de 65 años que viven solas son 1.074.800.
Los hogares monoparentales, es decir, los que están formados por uno solo de los progenitores con hijos, están mayoritariamente integrados por madre con hijos (1.450.400, el 82,7% del total, frente a 304.200 de padre con hijos). El número de hogares formados por madre con hijos ha crecido un 2,7% en un año, mientras que el de padres con hijos lo ha hecho un 3,2%. En conjunto, han crecido un 2,7% respecto a 2013.
En un 41,8% de los hogares de madres con hijos la madre está viuda, en un 37,0% separada o divorciada, en un 11,7% soltera y en el 9,4% casada. El 56,5% de los 169.700 hogares de madre soltera con hijos está formado por mujeres de 40 o más años.
En algo más de una tercera parte de los hogares monoparentales (34,4%) el progenitor tiene 65 o más años y no llegan al 5,0% los que tiene menos de 35 años. En el 29,0% de los hogares de padre con hijos los progenitores son menores de 50 años, mientras que en los de madres con hijos este porcentaje es del 37,1%.
Respecto a la forma de convivencia de los jóvenes, una de cada tres de las 6.014.300 personas entre 25 y 34 años todavía no se ha independizado. Lo más frecuente es que vivan con sus padres o con alguno de ellos (33,8%), en pareja con hijos (25,5%) o en pareja sin hijos (20,9%). Así uno de cada dos jóvenes entre 25 y 29 años sigue viviendo con sus padres (el 49,5%), frente a uno de cada cinco (el 21,2%) de las personas de 30 a 34 años.

No hay comentarios: