sábado, 6 de agosto de 2011

LOS MAS VERDES DE EUROPA


Por tercer año consecutivo España es líder en agricultura ecológica en Europa. La superficie que España destina a la agricultura ecológica asciende a 1.674.119 hectáreas, un 4,45% superior a la del año anterior y que sitúa al país a la cabeza de la Unión Europea en cultivos de este tipo. La producción ecológica es un sector joven, con un valor de mercado de los alimentos comercializados en España superior a los 900 millones de euros, que ha experimentado una espectacular evolución desde 1991, año en que se reguló a nivel europeo, pasando de 4.235 hectáreas de entonces a 1.670.000 de 2010, lo que ha convertido a España en el primer país de la UE en superficie y el sexto a nivel mundial.
La agricultura ecológica en España representa el 2% de la superficie mundial. Desde el inicio de la producción ecológica española se ha puesto de manifiesto la importante vocación exportadora debido fundamentalmente a la fuerte demanda de los consumidores centroeuropeos. El porcentaje medio de las producciones con destino a países comunitarios es del 89,2%. Es significativo que casi el 100% de las mercancías ‘made in spain’ tienen como destino Alemania, Francia y el Reino Unido.
Los estudios realizados en la UE estiman que el mercado de productos ecológicos está creciendo a un ritmo del 10-15% por año. En Europa los supermercados están convirtiéndose en un punto creciente de suministro de alimentos y bebidas ecológicas, al tiempo que crece el tamaño y la sofisticación de los operadores de estos productos. En los supermercados se pueden encontrar apartados diferenciados dedicados en exclusiva a las frutas, verduras y carnes ecológicas. Si se mira con atención, también se pueden encontrar alimentos ecológicos procesados en los estantes y secciones de refrigerados
También los sectores de restauración y catering están aumentando el empleo de productos ecológicos en sus menús. De hecho, en los últimos años, un importante número de establecimientos dedicados en exclusiva a la alimentación ecológica han abierto sus puertas, mientras que conocidas firmas han ido incluyendo alimentos ecológicos en sus secciones de hostelería.
Mientras, las nuevas generaciones de consumidores conocen bien los alimentos y bebidas ecológicas, ya que cada vez más comedores escolares en la UE escogen este tipo de productos para ofrecerlos a sus alumnos.
Este año ha sido el despertar de la Comunidad Valenciana. Entre 11 comunidades autónomas se produjeron los aumentos de la superficie total destinada a cultivos ecológicos, y destaca la Comunidad Valenciana, que ha pasado de 38.753,97 hectáreas en 2009 a 56.627,98 en 2010 (46,12%).
La superficie ecológica cultivada en 2010, descontando del total las dedicadas a pastos, praderas, forrajes y bosques, ascendió a 604.147,20 hectáreas, lo que supone un incremento del 5,62%. Destaca las fuertes subidas en los cultivos de legumbres para consumo en seco, que incrementaron su superficie en un 91,24%, y de las hortalizas, con un aumento del 46,05%, situándose su superficie en 39.367,01 has y 10.156,05 has, respectivamente.
Dentro de la superficie ecológica cultivada, los cereales siguen ocupando el primer lugar, con el 27,5% del total (166.081,35 has); seguido el olivar, con el 20,91% (126.328,26 has), y los frutos secos, con el 14,88% (89.900,88 has).
En gran medida, el avance de la producción ecológica ha sido posible gracias al Plan Integral de Actuaciones para el Fomento de la Agricultura Ecológica 2007-2010, puesto en marcha por el MARM con el acuerdo de todos los agentes implicados en su desarrollo, con un montante destinado a la agricultura ecológica por el conjunto de las administraciones por un valor de casi 60 millones de euros.
Dado el incremento de la demanda en Europa, esperemos que desde el gobierno y comunidades autónomas se apoye decididamente a estos cultivos que superan el 80% de la producción destinada a las exportaciones, así como en la generación de empleo.
La agricultura ecológica es un sector estratégico, que conjuga dos objetivos prioritarios como son la producción de alimentos de calidad y la preservación del medio ambiente, proporcionando respuestas a las demandas de una sociedad cada vez más sensibilizada por estas cuestiones, y contribuyendo a la creación del llamado “empleo verde”.

No hay comentarios: