sábado, 2 de julio de 2011

EN EL NOMBRE DE LA ROSA

En el nombre de la rosa miles de ciudadanos han dado muestras de la mayor generosidad en la lucha por la libertad, el progreso y bienestar de la sociedad española desde hace más de 130 años. En el nombre de la rosa hemos luchado y conquistado los mayores avances de la sociedad y lo hemos hecho codo con codo con los ciudadanos, en cada momento.
Sabemos luchar contra las dificultades porque sabemos que cada paso y cada esfuerzo redundarán en beneficio de una sociedad más justa, libre y solidaria. Podemos estar orgullosos, muy orgullosos de ser socialistas, recordando la memoria de nuestros mayores y en la enorme labor realizada por un gran compañero y presidente que ha luchado como pocos contra el tsunami de una crisis financiera que provocaron otros a los que ahora les incomoda ahora arrimar el hombro. Gracias Zapatero.
En el nombre de la rosa, mi madre y miles de viudas han visto mejorada su pensión en los últimos años más que en los cuarenta anteriores por una cuestión de justicia y la determinación del presidente Zapatero. No es suficiente, seguro, pero ha sido el presidente que ha recogido el guante de la infamia de las pensiones míseras que había en este país antes de 2004.
En el nombre de la rosa los ciudadanos han conquistado importantes derechos para el desarrollo de su vida familiar, la solidaridad de la ley de dependencia, la igualdad o en la formación de la generación de jóvenes mejor preparada de nuestra historia y de Europa. Hay que estar orgullosos de ello y nos envidian por ello, aunque algunos tardaran años en reconocerlo. Allá ellos.
No voy a detallar las conquistas en estos años, desde la modernización de España en infraestructuras y su posición en el mundo. No me detendré a elogiar la determinación en la lucha contra el terrorismo, aunque solo sea por el tiempo transcurrido sin llorar a una nueva victima. No quiero cansarles en enumerar planes de inversión, la apuesta por el modelo de economía sostenible y la mano tendida para el dialogo que permita afrontar la crisis con garantías de fortaleza y unidad.
No gastare más tiempo en detallar la enorme generosidad en dotar a esta tierra en la que vivo de las mayores inversiones en aeropuertos, puertos carreteras y hasta en el AVE que no supo ni quiso hacer anteriores gobiernos. Si, desde esta tierra de ingratitudes, Gracias Presidente, aunque también hubo errores que no han cicatrizado como el problema del agua al que se agarra el PP elección tras elección para ganar la partida.
Simplemente, diré Gracias a Zapatero por su tesón, esfuerzo y lucha para que salgamos adelante, para que lo hagamos todos y nadie se quede en el andén de una crisis que ha causado demasiados destrozos. Lo lograremos, pese a quien pese.
Se que Zapatero esta solo en Europa, votasteis a la derecha y es lo que tenemos en Europa. La próxima vez os lo pensáis dos veces, y llegara Rajoy si no lo remedia una ciudadanía que abra los ojos a tiempo porque la crisis la gesto y alimento la derecha pese a explotar en las narices de la izquierda. Pregunten en Grecia que hicieron los conservadores con su economía y como engañaban sin escrúpulos a la UE. Pregunten también quien da la cara por defender su país, aunque se la partan. Pregunten a la señora Merkel y Sarkozy donde van a parar las ingentes ayudas que acaban por engrosar las cuentas de los bancos.
Muchos hemos sufrido la brutalidad de esta crisis por la irresponsabilidad de empresarios que no pagaban las nominas a sus trabajadores, que engañaban hasta desaparecer sin dar explicaciones y ni facilitar los documentos laborales bajo la excusa de una crisis que ellos convirtieron en salvaje. No fue Zapatero, fueron empresarios irresponsables y socios capitalistas que se lavaron las manos como Poncio Pilatos.
En el último debate sobre el Estado de la nación, Zapatero se despedía con palabras de gratitud y orgullo. Desde mi humilde hogar quiero hacerle llegar al presidente y compañero José Luis Rodríguez Zapatero llegar mi gratitud y orgullo como ciudadano y socialista por su determinación y esfuerzo para vencer esta crisis y sobre todo por sus valores como socialista.

No hay comentarios: