sábado, 19 de febrero de 2011

La oportunidad perdida

La renta agraria se sitúa en 22.547,5 millones de euros en 2010, ejercicio en el que ha aumentado un 6,5%, la mitad que el resto de socios europeos aunque mejora sustancialmente respecto a la caída del 1,6% registrada el año pasado, según la primera estimación dadas a conocer por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. España se sitúa en el decimonoveno lugar en cuanto a crecimiento en la Europa de los 27, frente a otros países como Francia, donde el ascenso ha sido del 31,4 por ciento. Los mayores incrementos se han registrado en Dinamarca (54,8%); Estonia (48,8%); Irlanda (39,2%) y Holanda (32%)
Las subvenciones han salvado un año mas del naufragio a que se ven abocados los agricultores ante las miserias con las que pagan las grandes superficies y centros logísticos. Con un montante de 6.851,9 millones de euros, lo que representa el 30,4% del valor de la renta agraria, los agricultores españoles salvan un año mas la temporada pero con la preocupación en el horizonte de la nueva PAC que deberá estar lista para sentencia el año próximo.
De hecho, España lleva perdiendo renta desde 2007 y que, tras la subida de 2010, sólo se consigue remontar hasta los mismos niveles de 2005, lo que no sirve para compensar a los profesionales de la agricultura por el alza del coste de la vida en todo este tiempo.
El incremento de la renta no ha sido suficiente para paliar la perdida de renta de años anteriores en tanto en Europa se experimenta un fuerte incremento de la renta de los agricultores. La renta agraria española se mantiene en niveles similares a los registrados a principios de la década y muy alejada de los valores que actualmente se están registrando en el resto de países de la Unión Europea.
Desde las organizaciones agrarias se advierte tambien que el aumento estimado en la renta agraria en España puede quedar en un artificio contable ya que la fuerte revisión a la baja del dato de 2009 puede ser el motivo de que comparativamente se abandonen los números rojos. Es por ello que las organizaciones agrarias reclaman mecanismos de regulación de mercados que permitan a los agricultores obtener precios dignos y vivir de lo que producen y no tanto de las subvenciones.
En el balance provisional de este ejercicio al que apenas le quedan unos dias para su cierre, la producción vegetal experimentó un aumento en valor del 4,6% motivada por un alza tanto en precios como en volúmenes recolectados. Se han producido otros aumentos en volumen en cereales (8,9%), aceite de oliva (32,6%) y plantas forrajeras (10,5%) y descensos en frutas (-5,8%) y hortalizas (-4,3%). En precio, según el MARM, se observan ascensos en patata (51,8%), frutas (8,1%) y cereales (11,8%).
Otro dato significativo es que los agricultores han incrementado el consumo en fertilizantes del 18,6%, seguidos de los servicios agrarios (1,7%), frente a las partidas de servicios de intermediación financiera que cayeron un 4,2% y el mantenimiento y reparación de maquinaria, con una caída del 1,4%. En energía y lubricantes ha habido que soportar un incremento del 18% en los costes frente a una caida de los fertilizantes del 15,2%.
En cuanto a la media de ocupados, los niveles son muy similares a los del año 2009, con un ligerísimo aumento del 0,2%, que en tiempos de crisis demuestran la capacidad de la agricultura de generar empleo si se reequilibra la cadena agroalimentaria mediante un sistema que garantice precios justos para el sector. De hecho, la agricultura da empleo a un 4% de la población activa y podra incrementarse en la medida en que se potencie la agricultura ecológica asi como la mejora por otros ingresos proporcionados en energias renovables y sostenibles y potenciar las exportaciones.
Para los agricultores el ejercicio del 2010 ofrece un balance muy pobre que viene a corroborar la crítica situación por la que atraviesa la agricultura en España que se ve agravada por los recortes 13% del presupuesto del ministerio en tanto en Europa se registran claros síntomas de recuperación y sustanciosas mejoras en las rentas agrarias
De hecho, la renta agraria española ha aumentado la mitad que la media europea mientras 18 países comunitarios se sitúan por delante de España en crecimiento de renta. Entre ellos destaca los fuertes incrementos experimentados en las rentas de los agricultores daneses con un 54% de incremento a del 23% en Alemania.
La grave crisis de precios en origen afecta especialmente a las producciones mediterráneas que estan siendo castigadas por las grandes cadenas de distribución sin que hasta la fecha las administraciones desde Madrid a Bruselas se hayan tomado en serio las exigencias de los agricultores en defensa de un comercio justo con los productores. Los agricultores manifiestan sentirse solos y desamparados mientras califican 2010 como el año de las oportunidades pérdidas y de decepcionante en comparación con el resto de Europa donde la agricuñltura toma un respiro tras años de crisis e incertidumbres.
Respecto al futuro, los agricultores ven con preocupacion la reforma de la Política Agraria Común (PAC) y las ayudas directas, que representan de media el 30% de la renta y que se ven amenazadas con la propuesta europea de tarifa plana cuya finalidad ultima es meter la tijera alli donde menos se defiende al agricultor.
Dicha medida supondría pérdidas de 1.000 millones de euros al año entre 2013 y 2020 y sería catastrófico para algunos sectores agrícolas en la cuenca mediterránea. Esperemos que los responsables de negociar la nueva PAC sepan defender a los agricultores y hacer valer su esfuerzo en el nuevo año y venideros. Feliz 2011 y que este sea el año de la salida de una crisis que dura ya demasiado tiempo.

No hay comentarios: