domingo, 6 de septiembre de 2009

Gonzalo Gayo Corbella: ´Ser vaqueiro es una cuestión de apellidos y orígenes, no de profesión´


http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2009/08/24/comunitat-valenciana-gonzalo-gayo-corbella-vaqueiro-cuestion-apellidos-origenes-profesion/623961.html

Presidente de la Asociación Cultural de los Vaqueiros de Alzada. Gayo nació en Valencia hace 46 años, pero tiene sus orígenes en la braña de Argumoso. Periodista, casado y padre de tres hijos lucha insistentemente por los derechos del pueblo que lleva sus raíces.


CRISTINA LAMAGRANDE VALENCIA
Los orígenes siempre llaman a la puerta. Y fue justamente eso lo que le ocurrió a Gonzalo Gayo. El valenciano, que sabía de sus raíces asturianas, desconocía, sin embargo, cualquier información relacionada con la cultura vaqueira. Sus antepasados pertenecieron al pueblo vaqueiro hasta que su familia emigró de los montes de Asturias hace tres generaciones.
¿En qué momento toma conciencia de su condición de vaqueiro de Alzada?
Fue por casualidad. Yo sabía que mi familia provenía de Asturias, pero la información que yo tenía al respecto era muy pobre. Un día, cuando yo todavía ejercía como periodista en Valencia, un familiar me llamó y quedamos para comer. Él fue quien me explicó toda la historia. Y a raíz de eso fui a Asturias a conocer mi historia y la de mi familia. Y una cosa llevó a la otra. Cuando quise darme cuenta estaba muy, muy metido en las montañas. Sin quererlo, ni darme cuenta, al final decidí quedarme aquí.
¿Cómo un periodista valenciano llega a ser vaqueiro?
Ser vaqueiro es una cuestión de apellidos, descendencia y antepasados. Soy vaqueiro porque me apellido es Gayo y soy de Asturias. Los vaqueiros se distinguen por los apellidos, como Gayo, Feito, Barrero o Lorences, entre otros. Mi bisabuelo salió de Asturias y fundó una carbonería en Madrid, mi padre llegó a Valencia, y yo hice mi vida allí, en la Comunitat, hasta que decidí volver a Asturias. Muchos somos descendientes y otros sólo llevamos el apellido, pero el origen es el mismo para todos.
¿Es usted periodista de profesión y vaqueiro de corazón?
No, soy vaqueiro de ADN. Porque mis antepasados son de allí. Yo no me dedico a la ganadería, me dedico al periodismo. El ser vaqueiro está en el apellido, no en la profesión. En la braña de Argumoso han vivido durante los últimos 400 años todos mis ancestros y es una aldea de 28 casas. Mi corazoncito está allí, pero ante todo, sigo ejerciendo como periodista.
¿Qué significa ser vaqueiro?
Los vaqueiros de Alzada son una población que durante siglos ha vivido en las montañas de Asturias y cuya principal actividad era la ganadería. En un momento determinado, en la sociedad asturiana se produjeron distanciamientos y enfrentamientos con la población de abajo, los saldos, principalmente por cuestiones económicas. También formó parte la Iglesia, que discriminó a los vaqueiros por su superioridad.
¿Cómo surgió la Asociación Cultural de los Vaqueiros de Alzada de la que es presidente?
La fundamos hace 9 años en la casa de la cultura de Tineo para de alguna forma recuperar las tradiciones, la cultura vaqueira y luchar por que se hiciera justicia con el pueblo vaqueiro en Asturias. De hecho, una de las grandes cosas que se consiguió es que la iglesia rectificara en sus actuaciones históricas. El párroco de Tineo pidió perdón públicamente en una carta parroquial a los vaqueiros por las injusticias que se habían cometido en el pasado.
¿Cuál es la lucha actual de la asociación?
Intentar recuperar las tradiciones y la cultura de los vaqueiros, pero también poner de manifiesto las importantes desigualdades y necesidades que se sufren hoy en día en las poblaciones vaqueiras de las montañas. Los caminos siguen siendo de tierra, el alumbrado público no ha existido hasta hace cinco años... Normalmente, tu pagas tus impuestos y tienes derecho a una serie de cosas, pero esa norma aquí no existe.
¿Cómo se ve la sociedad vaqueira conforme a los avances tecnológicos?¿Se encuentran más atrasados?
Internet y las nuevas tecnologías prácticamente no existen aquí. Es una de las reivindicaciones de la asociación. No sólo no se han atendido las necesidades del pasado, sino que las posibilidades del futuro también están totalmente sin cubrir.
¿Internet, Facebook y las redes sociales están aún muy lejos de su alcance?
Internet es algo que se está pidiendo porque es muy importante. Así, ese aislamiento que se produce en las montañas se rompería y se podría, de alguna forma, conectar con todo el mundo. Desde la asociación utilizamos grupos de Facebook, "los vaqueiros de Alzada", que somos más de 1.100 personas de toda España y todo el mundo. Es una forma de conectar y compartir los orígenes y tratar de mejorar las condiciones de vida. No sólo por el bien de los vaqueiros, sino también por el bien de Asturias. Si no es así desaparecerán las breñas y una parte muy importante de la historia y la cultura tradicional asturiana.
¿Es cierto que se presentaron como candidatos al Premio Príncipe de Asturias?
Nos presentamos el año pasado al apartado que premiaba al "pueblo ejemplar", al que pueden concurrir asociaciones, pueblos, aldeas o también colectivos humanos. Podríamos haber presentado a la asociación pero eso de colgarse medallas no tiene mucho sentido. Nuestra intención es que se premie al colectivo humano de los vaqueiros de Alzada. Nuestro objetivo es que se reconozca la historia, que Asturias lo ponga en valor y que no se avergüence de los orígenes vaqueiros.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Gonzalo: Hace ya varias semanas envié a este blog un comentario que lamenté no verlo publicado. No pienso en censura, puesto que con ideales como los tuyos tal ejercicio no lo veo posible. En él te comentaba mi mayor apoyo a las reivindicaciones que pides sobre los vaqueiros juno con una profunda preocupación por una entrevista que leí y hoy transcribes en tu blog.
Leía la parte trasera de mi arrugado carnet mientras te constestaba: "Sois socialistas no para amar en silencio vuestras ideas ni para recrearos con su grandeza y con el espíritu de justicia que las anima, sino para llevarlas a todas partes" Por tanto no pude ni debo callarme. Transcribo parte del mensaje que nunca publicaste.
Gonzalo, como socialista he sentido pavor ante estas palabras. Sin ser asturiano, ni valenciano, ni vaqueiro, obviamente, a no ser que mis apellidos digan lo contrario, siendo tan sólo un socialista ofendido que se ha preocupado en investigar, no he encontrado ningún dato que hable de que el vaqueiro de alzada posea un código genético diferenciado. Pero no pecaré de la prepotencia del inexperto y supondré que tú, como presidente de una asociación que vela y representa sus intereses, estarás mejor informado. Quisiera que aportaras la documentación y la bibliografía donde hable de una raza singular escondida en lo profundo del Principado de Asturias. Yo no he podido hallarla. Pero supongamos que así sea, que el ser vaqueiro sea una raza y no un grupo de ganaderos que por sus circunstancias orográficas se fueron diferenciando de sus vecinos. ¿Puede ser que un ganadero que viva en una braña no sea vaqueiro por no tener un apellido diferencial? ¿Qué significa esta segregación biológica? Gonzalo, quizá seas demasiado mayor como para recibir lecciones de un anciano compañero y yo demasiado viejo como para sentirme obligado a recordar aquellos años de discriminación y secesión sumidos en el franquismo, por no irnos a otras zonas de Europa. La base del socialismo fue, como bien conoces, luchar por cambiar el Estado de Clases por la ya vieja aspiración obrera de organización de “abajo hacia arriba”, en las que los nobles, por genética, herencia o cartera, escribieron la historia a su antojo. Sentirse de una raza, o de un grupo social por merecimiento de ADN y no por su diaria labor, me recuerda tanto al Rh de Xabier Arzallus y otras tentaciones de Apartheid, que leerlas de un compañero socialista me hace oír revolverse en su tumba a los que sufrieron y murieron luchando por todo lo contrario. "Cuando el derecho de pertenencia no se basa simplemente en el título de ciudadanía, y tiene algún componente añadido, que puede ser étnico, cultural, de cualquier naturaleza, entonces empieza a ser peligroso porque empieza a ser excluyente de los otros." Felipe Gonzalez Para un socialista es el trabajo lo que le define, no el color de la sangre o su alcurnia. Es un principio básico para nosotros. Es nuestro origen. Es algo muy grave lo que insinúas. Espero que este comentario no sea borrado nada más ser publicado. Mi única intención es recibir explicaciones ante lo que considero un insulto a nuestro ideario. Debes rectificar, o explicarte, o fundar esa diferenciación genética. No puedo pasarlo por alto. Tu labor en este blog ha sido ejemplar, hasta que uno investiga por internet con sólo poner en el buscador tu nombre y encuentra este entrevista. Disculpa que esta contestación se haga en público y no a tu correo privado. Tu entrevista ha sido publicada, cualquiera puede leerla, y creo en justicia que la discrepancia sea también en foro popular. Afortunadamente nos brindas la libertad de réplica y a ella recurro. Sin más, esperando tu respuesta. Un jubilado socialista con demasiado tiempo libre.

gonzalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gonzalo dijo...

Es posible que no me hiciera entender. Pienso y digo que los vaqueiros son los mismo que el resto de asturianos. No creo en la distincios de razas sino en las caracteristicas culturales y la rebeldia que me produce comprobar las injusticias cometidas en el pasado y tb en el presente contra el colectivo vaqueiro.