lunes, 9 de marzo de 2009

LOS DERECHOS DE LAS MUJERES DEL CAMPO


Sorprende y hasta sonroja que a estas alturas del siglo XXI estemos celebrando que por fin las mujeres agricultoras y ganaderas del mundo rural en España podrán figurar en un registro de cotitularidad en las explotaciones agrarias junto a sus maridos. Un registro que será el inicio de una larga andadura para exigir derechos y el reconocimiento a un trabajo silenciado durante siglos. Sorprende y hasta avergüenza que a la mujer del campo se le haya negado su existencia en el reconocimiento a las labores realizadas y derechos a un salario y pensiones.
El pasado fin de semana celebramos el Día Internacional de la Mujer Trabajadora con el buen sabor de un real decreto que abre un largo camino para poner punto final a una de las grandes injusticias que esconde la España más negra y que sufren las mujeres del campo. A pesar de los avances que la mujer ha dado en la España del siglo XXI en el mundo rural se sigue anclados en un pasado por la falta de apoyo de las administraciones. Con la aprobación de la titularidad compartida en las Explotaciones agrarias se da un paso en la igualdad entre hombres y mujeres en el sector agrario. Actualmente el 30 por ciento de la población femenina de España vive
en zonas rurales, ascendiendo a un 82 por ciento el total de las mujeres que en calidad de cónyuges o hijas trabajan en el campo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el 71,2 por ciento concretamente, los titulares de la explotación son hombres.
Se estima que más de 100.000 mujeres que trabajan en el mundo rural se podrán beneficiar de esta medida, teniendo la posibilidad de ser copartícipes en las Explotaciones agrarias y en su gestión.
La titularidad compartida en las explotaciones agrarias tratará de hacer efectiva la igualdad entre hombres y mujeres en el sector agrario y conseguir el pleno reconocimiento de las mujeres en el ámbito rural. Es al menos lo que pretende el Real Decreto aprobado el pasado viernes en Consejo de Ministros sobre la cotitularidad de las explotaciones agrarias a fin de promover la titularidad compartida de las explotaciones agrarias entre los cónyuges o miembros de las parejas de hecho reconocidas o inscritas en algún registro público, así como extender los beneficios en la cotización a la Seguridad Social a las mujeres que ostenten dicha cotitularidad. Este Real Decreto reconoce nuevos derechos a las mujeres rurales, ofreciendo a todas aquellas que no podían gestionar administrativamente las explotaciones agrarias, por ser titulares solo sus cónyuges, la posibilidad de ser copartícipes con ellos no solo trabajando como hasta ahora, sino en su gestión de cara a la administración Las ayudas, pagos, derechos de producción, primas, cuotas u otras medidas de efecto equivalente que correspondan al titular de la explotación, se atribuirán conjuntamente a los cotitulares que hayan comunicado a la administración competente la existencia de dicha cotitularidad, a cuyo efecto será preciso señalar la cuenta conjunta en que deban hacerse efectivos los correspondientes ingresos. Se estima, por tanto, que más de 100.000 mujeres que trabajan en el mundo rural podrán beneficiarse de las medidas previstas en el Real Decreto, que contempla la creación de un registro administrativo
nacional, nutrido de la información que suministren las CCAA, donde las mujeres que lo deseen podrán inscribirse para ser cotitulares y tener los mismos derechos que los hombres.
La administración competente será aquélla que, perteneciendo a la comunidad autónoma en cuyo territorio se encuentre la explotación o la mayor parte de ella, le corresponda la recepción, verificación y comunicación de las declaraciones de titularidad. Además el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino existirá un registro en el que se reflejarán las declaraciones de titularidad compartidas y sus variaciones, recibidas de la autoridad competente de las distintas comunidades autónomas. Dicho registro deberá contener la identificación de los cotitulares, así como la identificación de la explotación y su número de identificación fiscal. Con esta iniciativa se podrán establecer ayudas públicas, subvenciones, preferencias en apoyos y otras medidas incentivadoras a fin de promover el acceso y permanencia de las mujeres a la titularidad compartida de las explotaciones agrarias.
Para la regulación completa de la figura de titularidad compartida de las explotaciones agrarias, el Consejo de Ministros ha aprobado también un acuerdo para la realización, por parte del Consejo de Estado, de un estudio que deberá analizar, entre otras cuestiones, los efectos jurídicos posibles (administrativos, económicos, patrimoniales o sociales) y el alcance de los derechos y obligaciones. También recogerá un análisis de la normativa vigente que pueda verse afectada y una propuesta de las modificaciones necesarias.
El estudio abordará, además, las medidas necesarias para el desarrollo del régimen de cotitularidad de bienes, derechos y obligaciones en el sector agrario y la protección correspondiente de la Seguridad Social, así como sobre los incentivos para la promoción al acceso de la titularidad compartida como ayudas que puedan otorgarse preferentemente a esas explotaciones y bonificaciones en la cotización a la Seguridad Social, entre otras medidas. Igualmente, se realizará un análisis sobre la posibilidad de ampliar la cotitularidad a otras mujeres que participan con su trabajo y esfuerzo en la explotación agraria. De esta forma podrán gestionar administrativamente las explotaciones agrarias que comparten con sus cónyuges o parejas de hecho,
pudiendo igualmente, tras su inscripción en el registro, acceder a las ayudas, pagos, derechos de producción, primas, cuotas u otras medidas de efecto equivalente que correspondan al titular de la explotación, y a los beneficios en la cotización a la Seguridad Social. Algo es algo, si bien es exigible que las mujeres del campo reciban cuanto antes la plenitud de sus derechos sociales, como cualquier trabajador o trabajadora en la España del siglo XXI y si es posible, con carácter retroactivo.

No hay comentarios: