martes, 9 de diciembre de 2008

España tiene un plan


España tiene un Plan para combatir la crisis en el que el sistema financiero es el gran beneficiado pero también otros sectores salvo la agricultura. Si los bancos, automóvil, obra pública y construcción, turismo, innovación, industria y otros sectores han logrado una importante tajada en los planes y paquetes de medidas contra la crisis, la agricultura pasa desapercibida y ausente de ayudas concretas para su modernización y el relevo generacional que tanto y buen empleo generaría entre nuestros jóvenes.
Es sin duda un buen plan en el que destaca la inyección de fondos que recibirán los ayuntamientos para obras y apoyo a las iniciativas emprendedoras pero que debe contar con la agricultura. Si bien la letra suena bien la música puede ser bien distinta si los consistorios se dedican a tapar agujeros para evitar la quiebra tras años de dispendio o los bancos a sanear sus balances.
El Gobierno ha puesto sobre la mesa un auténtico plan Marshall para salir de la crisis, para premiar a quien cree empleo y para mejorar la competitividad de nuestras empresas, pero duele comprobar como ni en la letra pequeña hay mención alguna a la agricultura, salvo vaguedades que se refieren a proyectos medioambientales.
Si bien en el espíritu de este plan debería contar con un especial protagonismo de nuestra rica agricultura, lo cierto es que en las cuantían se pasa de largo, como se suele hacer en todo plan bajo los dictados de los tecnócratas de turno. Es por ello necesario, urgente e inaplazable que los representantes de los agricultores exijan un plan de apoyo a la agricultura, ya que como ningún otro ha sufrido en los últimos años y ahora puede crear mano de obra joven desde la modernización del sector.
El Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo se aplicará desde este año hasta el 2010 y supone una movilización de recursos públicos, sin precedentes hasta la fecha, por un Gobierno en un período tan concreto para estimular el crecimiento de la economía y el empleo y que puede ser una oportunidad para la agricultura si se logra articular mecanismos para su participación. El Plan se basa en cuatro grandes ejes de actuación: Medidas de apoyo a familias y empresas, medidas de fomento del empleo, medidas de apoyo al sistema financiero y modernización de la economía y es el primer plan global de estas características que presenta un gobierno europeo.
En los entremeses de este banquete de ayudas figuran los 16.500 millones de euros de la devolución de IRPF (devolución de 400 euros), la reducción del impuesto de sociedades y ayudas por nacimiento de hijos. Pero además, en 2009 entrará en vigor la supresión del Impuesto de Patrimonio que supondrá un estímulo fiscal para las familias de 1.800 millones de euros y la devolución mensual anticipada del IVA que supondrán otros 6.000 millones de euros.
El plan atiende también al SOS lanzado por las familias hipotecadas con la vivienda y se aplica una moratoria parcial en la reducción voluntaria en el pago de hipotecas de hasta el 50% durante un plazo máximo de dos años para trabajadores por cuenta ajena desempleados, autónomos con cargas familiares que hayan cesado su actividad y pensionistas de viudedad con cargas familiares. El Gobierno estima que 500.000 familias podrían acogerse a esta moratoria parcial.
Otra inyección de liquidez será las deducciones Fiscales a las familias con menores rentas ya que comenzarán a recibir las cantidades a desgravar del IRPF en 2009 mediante una rebaja mensual de las retenciones que entrará en vigor a comienzos del próximo año. Esta medida supone un anticipo de 2.000 millones de euros para los tres millones y medio de contribuyentes que pueden acogerse a esta medida.
En cuanto a las empresas todas las miradas se dirigen al ICO dada la nueva línea de financiación ICOPYME que aumentará su dotación en 3.000 millones de euros y dispondrá de 10.000 millones de euros en 2009. Sólo se requerirá dedicar un 60% de la financiación obtenida a nueva inversión y se permitirá que el 40% restante se destine a financiación complementaria. Además se ponen en marcha dos nuevas medidas, por un lado se movilizarán otros 10.000 millones de euros para mejorar la capacidad de financiación de PYMES. El ICO aportará la mitad de dicha cantidad y las entidades de crédito la otra mitad.
En total, para que las PYMES financien su capital circulante el Gobierno movilizará el próximo año 19.000 millones de euros.
Los nuevos estímulos a la contratación y al autoempleo, en primer lugar con la bonificación de 1.500 euros anuales en las cotizaciones a la Seguridad Social a las empresas que hagan contratos estables a parados con cargas familiares y, en segundo lugar ampliando la capitalización de las prestaciones por desempleo hasta un 60%. Con esta última medida se quiere favorecer que aquellas personas que hayan perdido su empleo, puedan cobrar de una sola vez hasta el 60% del subsidio de desempleo si desean invertirlo en un proyecto de autoempleo.
Entre las nuevas medidas destaca también el nuevo Fondo de Inversión Pública en el ámbito local y, en segundo lugar, medidas de apoyo a sectores estratégicos. En conjunto, el objetivo son 300.000 puestos de trabajo con este nuevo Fondo de Inversión Pública en el ámbito local por un importe de 8.000 millones de euros, con el objetivo de crear cera de 200.000 puestos de trabajo y destinado a obras de ejecución inmediata que sean de competencia local pero sin mencionar apoyo alguno a la agricultura.
Así pues, el gran paquete de medidas tiene como principal destinatario el sector financiero con recursos por importe de 250.000 millones de euros a los que hay que sumar 800 millones de euros del sector del automóvil, actuaciones medio ambientales 600 millones de euros, Investigación, Desarrollo e Innovación 500 millones de euros, Plan de Dependencia 400 millones de euros, Rehabilitación de casas cuartel y Comisarías unos 400 millones de euros, Rehabilitación de vivienda 120 millones de euros, Turismo social se aprueban 30 millones de euros mientras para apoyar el relevo generacional en el campo y la modernización de la agricultura ni se sabe, ni se contempla ni se espera ayuda alguna, y de momento el marcados está a cero.
gonzalogayo@gmail.com

Gonzalo Gayo

No hay comentarios: